La sonrisa de Sofía

papá y mamá
Érase una vez una niña llamada Sofía a quien le gustaba mucho reírse, sobre todo cuando su papá y su mamá hacían monerías para divertirla.

jugando

Sofía era muy lista y ya se había dado cuenta de que cuando ella sonreía, o reía a carcajadas, los que la miraban también lo hacían.

Ella reía mucho porque era muy feliz y sabía que la risa curaba la tristeza.

Un día, Sofía recibió la inesperada visita de un pajarito que se posó en su ventana y le dijo:

– ¡Hola! he oído que tu risa es contagiosa. 
Bird
– Hola… ¿Quién eres? —preguntó Sofía.
– Mi nombre es Bird, mis amigos te han 
visto en el parque y me han dicho que la gente sonríe al mirarte, por eso he venido a verte, necesito tu ayuda 
—contestó Bird.
– ¿Mi ayuda? No sé qué podría hacer 
por ti… —respondió Sofía extrañada.
– Desde hace varios días mi hermanito está muy triste. No sé porqué pero ya no sonríe. Le cuento chistes y le hago bromas para hacerle reír pero no lo consigo. ¿Podrías ayudarme a
 curar su tristeza? —preguntó Bird.
– ¡Por supuesto! —afirmó Sofía—. Mañana trae a tu hermanito a esta ventana y hazme reír. Le contagiaré mi alegría.

image Bird hizo lo que Sofía le dijo.

Al día siguiente invitó a su hermanito a dar una vuelta y, cuando pasaron cerca de la ventana de Sofía, le dijo que estaba muy cansado:

– ¿Paramos a descansar en esta ventana? —dijo Bird.
– ¡Claro! —contestó su hermanito.
– ¡Mira, hay un bebé ahí! —dijo Bird señalando a Sofía.

Su hermanito se asomó a mirar mientras Bird hacía tonterías. sonrisa

Sofía sonrió pero el hermanito de Bird continuaba triste.

Sofía empezó a reír a carcajadas hasta que consiguió que el hermanito de Bird sonriera, pero no era suficiente. ¡Bird quería que se riera! monerías

Así que Sofía empezó a imitar las monerías de Bird y su hermanito comenzó a reír a carcajadas. Tanto reía que terminó contagiando su risa a Bird y a Sofía.

La felicidad es contagiosa, por eso es importante sonreír mucho a los demás.


Si te ha gustado este cuento, síguenos en facebook!

El hogar de Drop

Érase una vez una gotita de agua llamaba Drop que admiraba las estrellas. Drop vivía con un montón de gotitas en una gran nube que viajaba por el mundo. Cada día, nuevas gotitas llegaban y se quedaban a vivir en la nube. Otras se descolgaban al encuentro de un hogar mejor. Drop había visto el […]
leer más

Green y su hermanito Taxi

Érase una vez un coche llamado Green que tenía un hermanito pequeño al cual quería muchísimo. Un día, la mamá de Green le contó que su hermanito Taxi necesitaría su ayuda ya que era muy tímido. Green se sintió muy confuso, por eso quiso contárselo a sus amigos. – Estoy muy triste, mi mamá dice […]
leer más

Los sentimientos de Flower

Había una vez una flor llamada Flower que cambiaba de color cuando sentía una emoción diferente. En primavera solía ser de color rosa, ya que sus amigas las mariposas le visitaban y eso le provocaba mucha felicidad. En otoño, sin embargo, era de color amarillo siempre que llovía, ya que esto le producía mucha tristeza, […]
leer más

2 comentarios en “La sonrisa de Sofía

    • Muchas gracias por tu comentario y enhorabuena!!!(supongo que cuando dices “los necesitaré pronto” es porque pronto serás papá :)) Ahora que nos has descubierto, aquí nos tienes para lo que necesites. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *