categoría: cuentos infantiles

“Un niño que lee, será un adulto que piensa.”
Anónimo

El Sol está enamorado

Érase un vez, un Sol amarillo muy brillante que todos los días se colgaba del cielo y pasaba horas y horas mirando a una flor de la cual estaba enamorado. Esta flor se llamaba Nastia, era un girasol precioso, con una melena de pétalos que impresionaba a cualquiera. Nastia siempre estaba en el mismo lugar, […]
leer más

El pimiento Yellow y su familia

Había una vez un huerto donde vivían un montón de hortalizas y cada semana nacían nuevos miembros. Habían tomates rojos, zanahorias naranjas, berenjenas moradas, calabacines verdes, cebollas granates y pimientos… unos rojos, otros verdes y sólo uno amarillo. Este pimiento amarillo se llamaba Yellow y siempre estaba muy triste. Las demás hortalizas intentaban animarle haciendo […]
leer más

Calamaro se aburre como una ostra

Calamaro era un calamar que vivía en el Mar Mediterráneo. Pasaba todo el invierno esperando a que llegara el verano pues, en verano, jugaba a asustar a los humanos nadando alrededor de sus piernas. De esta manera lograba sentirse el rey de la playa. En invierno, sin embargo, no tenía nada divertido que hacer, sólo […]
leer más

Te lo dije Conill…

Érase una vez, un conejo llamado Conill que tenía muchas ganas de ir a jugar con sus amigos. Le preguntó a su mamá si podía ir con ellos pero mamá conejo lo dudó un segundo: – ¿Dónde están jugando tus amigos? —le preguntó. – Están en casa de Rabbit —contestó Conill. – ¡Pero la casa […]
leer más

Carta de una abeja

Estimados niños y niñas del mundo, Soy Cebra, una abeja doméstica. Como veis mis padres no fueron muy creativos al elegir mi nombre, pues eligieron Cebra por las rayas negras de mi cuerpo. Vivo en una colmena, no os diré dónde por si esta carta me hace muy famoso y venís a buscarme, sólo os […]
leer más

La mariquita Pitirrú

Pitirrú es una preciosa mariquita que adora bailar sevillanas, motivo por el cual sus lunares son blancos, en lugar de negros, pues se los pinta diariamente para parecer una bailarina sevillana. Pitirrú tiene cuatro alas con las que vuela y una sola pata para caminar. Debería tener seis pero sólo tiene una. Pitirrú adora bailar […]
leer más